Sylvia Rivera, Marsha P. Jhonson (activistas trans) y activistas homosexuales.
Sylvia Rivera, Marsha P. Jhonson (activistas trans) y activistas homosexuales.

El pasado 3 de Julio se cumplían 13 años de la aprobación del matrimonio igualitario en España. Un importante paso en el reconocimiento de los derechos legales de la población LGTBIQ, que lanzó por fin a la palestra del debate público la necesidad de adaptar la legislación española a las distintas realidades que existen en las sociedades humanas más allá de la normatividad cisheteropatriarcal.

Los tiempos están cambiando. Nuestros ejércitos se están levantando y nos encontramos más fuertes. Y cuando vengamos a atacar van a ser conscientes de que no se jode con la comunidad transgénero.

Pero ésta es también una fecha que nos recuerda cómo el reconocimiento de los derechos de las personas trans, que requiere cambios mucho más profundos, fue durante años puesto a la cola. Hoy celebramos que las tornas han cambiado, que el movimiento trans hemos logrado que varias leyes hayan sido admitidas a tramitación parlamentaria y pretendan dotarnos de derechos al fin.

Nos parece una excelente fecha para volver a recomendar la lectura de Street Transvestites Action Revolutionaries, especialmente del discurso de Junio de 2001 de Sylvia Rivera (pag.33). Leer en PDF.

Liberación  Gay,  ¡pero  nunca  transgénero!  Sí,  guardo  un  montón  de  cólera.  Pero tengo  el  derecho.  Tengo  el  derecho  de tener cólera. He luchado demasiado jodidamente duro como para tolerar esta irrespetuosidad que he recibido y que mi comunidad ha recibido en los últimos treinta y dos años.

[…]

La comunidad trans ha permitido, nosotras hemos permitido que las comunidades gay y lesbiana hablasen por nosotras. Los tiempos están cambiando. Nuestros ejércitos se están levantando y nos encontramos más fuertes.

Y cuando vengamos a atacar (ya sea aquí, en Albany, o en Washington) van a ser conscientes de que no se jode con la comunidad transgénero. Lo corriente, la normalidad, ser norma. Entiendo por qué mucha gente prefiere entrar dentro de las corrientes comunidades gay y lesbiana. Ya sabéis, el pertenecer a algo maravilloso para ser vanguardia, para ser diferente del resto del mundo. Nos veo volviendo dentro del así llamado armario liberado, porque nosotras, no nosotras, vosotrxs de la normal comunidad, deseáis contraer matrimonio, deseáis cierto status. Eso es todo.

Pero estáis olvidando vuestras raíces, estáis olvidando vuestra propia identidad individual. Nunca podréis ser como ellos. Sí, podemos adoptar hijos, qué bien, qué bonito, es excelente. Me encantaría tener hijos. Me encantaría casarme con mi amor e irme lejos [Julia Murray], pero por razones políticas no lo haré porque no siento que tenga que encerrarme dentro del armario de la normal y heterosexual sociedad hacia la que los gays normalizados están siempre intentando ir.

Esto ocurre porque no quieren que la gente transgénero tenga derechos. Porque siempre nos dicen “Oh, dejadnos conseguir los nuestros primero y luego os ayudaremos con los vuestros”. Si vuelvo a escuchar eso una vez más, creo que me tiraré del Empire State Builiding”.