basicfit machista

La cadena de gimnasios BasicFit se ha coronado con su última campaña publicitaria, en la que invita a sus usuarios a tener “un rollo en cada gym“.

BasicFit
Así reza la consigna machista de BasicFit.

Esta vomitiva campaña la podemos encontrar en algunas estaciones de Metro de Madrid. ¿Cuál es el mensaje que está enviando y por qué es machista? La conversación de Whatsapp que mantienen los dos chicos hablando sobre Tinder antepone el objetivo del ejercicio a la búsqueda de sexo.

No vendes una suscripción a un gimnasio, vendes el imaginario de poder tirarte mujeres cuando te plazca.

Es un mensaje súper peligroso. Los gimnasios deberían ser espacios seguros y libres de violencias machistas. Si el reclamo para que se apunten más personas es tener sexo con una tía en cada gimnasio, el resultado va a ser un espacio lleno de babosos, intolerantes, acosadores e irrespetuosos para con las mujeres que quieran hacer ejercicio tranquilamente.

BasicFit ha creado así una campaña dirigida hacia su target ‘hombre heterosexual’, aunque también pueden preocupar las bifurcaciones en sus usuarios lgtbi. Por un lado, miedo a que se reproduzca la heteronorma y de pie a que personas homonormativas te coharten el espacio. Por otro, que se convierta un espacio donde la plumofobia, homofobia, lgtbifobia campen a sus anchas.

Las pocas luces del community manager de BasicFit

Vergonzosa contestación a un usuario que criticaba el anuncio.

Las contestaciones del community manager de BasicFit han sido bochornosas. Ha alegado que tienen “varias versiones es una campaña bst extensa y divertida“. Además de denotar deficiencias gramaticales, todavía no se han publicado las otras versiones de las que habla. Pero nos da igual. No queremos la cosificación en ninguna de las direcciones.

En una de las contestaciones a las críticas en redes, la respondía con más machismo si cabe. No sé si esto es sólo un fallo de supervisión o de una cadena completa de responsabilidades que deberían considerar el machismo en su comunicación.

Desapúntate de BasicFit

Desgraciadamente, las personas que quieran desapuntarse de BasicFit no podrían debido a su restrictivo contrato. Si has firmado el alta hace poco, deberás esperar hasta que cumpla un año para poder desapuntarte.

Si dejas de pagar (o no puedes pagarlo), no te dejarán que anules el contrato y tendrás que seguir pagando todo ese año. Independientemente de que no lo hayas pisado en meses. Tampoco te dejarán entrar al gimnasio si no llevas los pagos al día. La cuestión es que ese contrato se excede en lo legal y es abusivo para el consumidor.

Esperamos que la avalancha de críticas hagan la retirada del anuncio efectiva y que haya una masiva baja de usuarias y usuarios no machistas hacia otros espacios deportivos. La Comunidad de Madrid, por su parte, también ha fallado a la hora de aprobar ese anuncio en Metro de Madrid.

Es intolerable que la comunicación de una empresa sea explícita y se jacte de ello. BasicFit aún no ha tomado conciencia de ello y no se ha retractado por las críticas recibidas, sino que ha contestado con más machismo en sus redes.