Ciudadanos, Albert Rivera, Colón, LGTBIQ, pinkwashing
Albert Rivera (Ciudadanos), en la concentración de Colón por la "unidad de España" utilizando banderas LGTBIQ+ a modo de pinkwashing.

Ciudadanos se marca una campaña de pinkwashing en plena concentración por la “unidad de España” utilizando banderas arcoíris y trans para blanquear sus acuerdos electorales con la ultra derecha lgtbifóbica.

Se han adherido a una manifestación que el PP ha utilizado como cortina de humo tras haberse sabido que utilizaron la empresa “Paquí Pallá” de tapadera para su financiación ilegal en la Comunidad de Madrid. Gobierno que Ciudadanos sostiene con su apoyo y que entre sus medidas estrella han sido poner frenos constantes a las leyes en materia LGTBIQ+ o la eliminación de ayudas a las entidades que luchan contra el VIH.

Ciudadanos ha ido a esta concentración de la mano de Vox, Falange, Hogar Social o España 2000. Entidades que niegan nuestros derechos y cuyos participantes están relacionados con las agresiones a personas LGTBIQ en el espacio público.

El partido de Rivera ha sido partícipe, junto con VOX del acuerdo del nuevo gobierno en Andalucía del PP. Recordemos que VOX quiere eliminar la reasignación de sexo de la sanidad pública y que vivamos nuestra sexualidad en nuestras casas, tal como abogaba un dirigente del partido verde en Huesca. En Madrid, su portavoz Rocío Monasterio quiere llevar las fiestas del Orgullo fuera de la ciudad, algo así como no querer ver la libertad de amar dentro de los barrios.

Albert Rivera, Ciudadanos, pinkwashing, Colón
Albert Rivera (Ciudadanos) en la concentración de Colón por la “unidad de España” utilizando banderas LGTBIQ+ en un intento de pinkwashing.

Tras esta verborrea cargada de LGTBIfobia, Ciudadanos para salir del quite de sus amigos y evitar que se les relacione, propone declarar el Orgullo de Madrid como Fiesta de Interés Turístico Regional. Algo que de cara a la galería puede sonar muy bonito, pero en realidad es una forma de blanquear nuestra lucha y la reivindicaciones que aún tienen que venir.

Y justamente en estos momentos de amenazas de retrocesos para con nuestros derechos, su banalización puede suponer el mayor de los riesgos. En el Orgullo la celebración es importante, pero también tiene que ser entendido como un día de la memoría y para evitar las violencias machistas que seguimos sufriendo.

Una memoria que en este país ha sido olvidada después de una dictadura que se cebó con los homosexuales, bisexuales y trans; y negaba la sexualidad de las lesbianas. Una memoria que PP, Ciudadanos, VOX y entidades de ultraderecha se niegan a reestablecer.

Ciudadanos en su juego político mantiene la careta de la diversidad por un lado, mientras que sigue tejiendo alianzas con la ultra derecha que nos amenaza. De esta forma Albert Rivera y los suyos necesitan nuestras banderas para taparse sus vergüenzas. Rivera utiliza así la táctica del pinkwashing, que consiste en mostrar una cara amable hacia el colectivo LGTBIQ+ para ocultar o desviar la atención de políticas liberales y/o represoras que suponen un perjuicio para cualquier ciudadano o colectivo.

“Llamar matrimonio a una unión homosexual genera tensiones innecesarias y evitables” . Albert Rivera (2006) .

Quieren hilar la lucha LGTBIQ+ a la idea de España para ganar rédito electoral, pero no podemos caer en este juego capcioso: nuestros derechos y nuestra existencia están por encima de la identidad nacional. Que no nos dividan.

Ha sido una concentración con la excusa de la gestión de Pedro Sánchez en Cataluña. Una cortina de humo mediática que ha resultado un tanto tibia en cuanto asistentes: 45.000 personas. Lo que indica que el odio no es tan aglutinador, y que, sin subestimar al enemigo, las alianzas entre colectivos lgtbiq, feministas, racializados y ecologistas que se formen en los próximos meses pueden ser claves para frenar el ascenso de la ultra derecha.

Compartir
Mi primer disco de techno-flamenco, "El Desarraigo", ya lo puedes escuchar en plataformas digitales. A veces me paso por aquí y escribo cosas. Especializado en cultura LGTBIQ+ y discurso queer.