Un nuevo reality show llega a nuestras pantallas el próximo lunes 29. Se trata de El Puente, un nuevo acercamiento al género desarrollado por Zeppelin TV que podremos ver en #0, la cadena de Movistar + a las 22:00.

Presentado por Paula Vázquez, una habitual en los realitys de naturaleza y superviviencia, El Puente se desarrolla en la Patagonia argentina. Allí llegan 15 concursantes que no se conocen entre sí y que no saben qué tendrán que hacer. Lo que si saben es el premio que hay en juego, un “tesoro” de 100.000€. La presentadora nunca llega a tener contacto con los concursantes. Tampoco hay expulsados y tienen la comida justa para sobrevivir los días de la aventura.

La premisa, que el público si conoce, es sencilla. Tienen que construir en 30 días un puente de 300 metros para llegar a una isla en mitad de un lago. En la misma se encuentra el dinero. Una vez construido, tendrán que votar entre ellos (en votación secreta), una única persona que cruzará el puente y llegará al tesoro. Allí, el elegido podrá decidir cómo repartir el dinero. Puede quedárselo todo, repartirlo por igual o dárselo únicamente a sus afines. Ella o él deciden.

La era del reality de autor

Siguiendo la línea de #0, que busca diferenciarse de la televisión generalista ofreciendo “televisión de calidad” por la que merezca la pena pagar, El Puente podría calificarse como un reality de autor.

Planos pausados, con atención a cada detalle y un cuidado muy especial de la fotografía y el sonido, con información que se da poco a poco, aunque al principio el espectador se pueda perder. Tras ver el primer episodio, de 50 minutos, hay concursantes de los que apenas sabes nada y solo han aparecido dos vídeos de presentación.

Pero no importa. Con planos dignos de una buena película o una serie, #0 se diferencia de todo lo que hemos visto hasta ahora en el mundo de los realitys shows. El reality “de calidad” ha llegado y ya no solo prima el espectáculo y el conflicto sino que también lo hace la realización y la edición.

El Puente es algo tan diferente que no podría tener éxito en una cadena como Antena 3 o Telecinco. Sin embargo, es un formato muy interesante para la televisión de pago que, además, podrá sacarle rendimiento cuando empiecen a venderlo a otros países. Y se venderá.

Micromachismos y feminismo, hilo conductor del primer programa

plano del primer programa

En el primer programa de El Puente, centrado en los primeros cinco días, si que hemos podido ver cómo se generaban los primeros conflictos. Y la temática ha sido, quizá, uno de los aspectos más interesantes del programa.

La división del trabajo y el liderazgo autoasumido por tres de los concursantes varones, dando a sus compañeras determinados trabajos y no teniendo en cuenta sus ideas, ha llevado a las primeras broncas y discusiones.

Ante nuestra sorpresa, se ponían ante la mesa conceptos como micromachismo o heteropatriarcado, discutidos abiertamente por todos mientras comían. Algo nunca visto hasta ahora en ningún reality. El grupo, de hecho, termina dividiéndose entre los partidarios de la tesis feminista y aquellos que dicen esas cosas como “ni machismo ni feminismo” o “que tú te ofendas por mi “machismo” hace que sea yo el ofendido“.

Tras ver solo el primer programa, algo queda claro. El Puente es un formato totalmente innovador que puede marcar un nuevo punto de partida en el mundo de los realitys shows. No solo a nivel temático, sino también en la dirección de planos, la fotografía o el sonido.

Al no depender de las audiencias, El Puente tiene asegurada la primera temporada. El primer episodio ha dado mucho que hablar y reflexionar, para el segundo tendremos que esperar.

Puedes ver el primer episodio de El Puente el próximo lunes 29 a las 22:00 en #0 (Movistar +)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here