Hoy es un día histórico para España y la visibilidad LGTBI: Pedro Sánchez contará con dos ministros abiertamente gays. Màxim Huerta en Cultura y Deporte y Fernando Grande-Marlaska en Interior desempeñarán no sólo dos puestos en el nuevo gobierno; también la representación de toda una comunidad.

6 de junio de 2018: el periodista Màxim Huerta y el magistrado Fernando Grande-Marlaska, ministros del presidente Pedro Sánchez. Hasta aquí, dos hombres reconocidos en sus puestos de trabajo, de “perfil técnico”, como el líder del PSOE ha estado confirmando durante el anuncio del nuevo gabinete ministerial.

Si el día de hoy pasa a la historia, entre otras razones, será por algo que nos gusta recalcar en esta web: serán los dos primeros ministros abiertamente gays de España. En la redacción alucinamos con la noticia.

No es la primera vez que un homosexual accede a una cartera en el Gobierno de España. Jerónimo Saavedra ejerció entre 1993 y 1995 de Ministro de Administraciones Públicas (el puesto que en breve desempeñará Maritxell Batet). También de Ministro de Educación y Ciencia (como Isabel Calaá y Pedro Duque) hasta que Felipe González perdió las elecciones en 1996. No obstante, Saavedra no salió del armario hasta 2000. Así eran las cosas en el siglo XX…

Mayoría absoluta de mujeres en el ¿Consejo de Ministras?

La presencia de mujeres es también abrumadora: 11 de las 17 ministras son mujeres. Hay quienes ya sugieren usar al femenino genérico en el “Consejo de Ministras”. Según destaca la prensa, se trata de un gobierno “feminista y europeísta con un perfil técnico”. Si bien daremos un voto de confianza, es difícil olvidar lo que supuso el nombramiento de la primera española en el TEDH, la jueza María Elósegui.

La elección de Sánchez profundiza en la línea que inauguró José Luis Rodríguez Zapatero. 8 ministras y 8 ministros formaron parte de aquel gobierno paritario. No obstante, Nuria Varela recuerda en “Feminismo para principiantes” que “en el segundo nivel -secretarios de estado, subsecretarios y directores generales; es decir, la estructura total de un gobierno, la presencia de mujeres quedó reducida al 24%“. De momento, sólo se conoce que Miguel Ángel Oliver, presentador de Noticias Cuatro, será el secretario de Estado de Comunicación.

¿Estamos todas representadas en el gobierno de Sánchez?

La apuesta de Sánchez rompe moldes y sorprende tanto a propios como extraños. Sin olvidar que las arduas negociaciones que están por venir posiblemente hayan espantado a más de una candidata a ministra, no termina de encajarnos algo en la inspiración para componer el Ejecutivo. Se dice que la población LGTBI somos el 10% de la mundial, un dato extrapolable a nuestro país; la que también es un 10% en España es la población migrante y lo que se dice ministras migrantes, Pedro Sánchez

También se puede una preguntar por qué la realidad LGTBI vuelve a estar copada por hombres. A bote pronto, Sánchez podía contar con dos lesbianas como Ángeles Álvarez (diputada y portavoza de la Comisión de Igualdad en el Congreso) y María Such (directora del Instituto Valenciano de las Mujeres). Nadie olvida también a Carla Antonelli, diputada en la Asamblea de Madrid y mujer trans más que visible. Se dice, se cuenta, se comenta… que ninguna apoyó a Pedro Sánchez en las primarias. Adivinad por qué fontanera sí.

En cualquier caso, el nuevo Consejo de Ministros está a punto de ser oficialmente convocado; hoy apenas se saben nombres y currículums. A falta de nuevos datos, estamos expectantes por ver qué cambio supone la entrada del PSOE en el gobierno. Y como colectivo LGTBI aún tenemos muchos objetivos pendientes. Sólo el tiempo pondrá a las nuevas responsables políticas en su sitio. De momento y sólo de momento podemos disfrutar de las noticias…