Jesus Cintora lleva a debate la homofobia en
Jesus Cintora lleva a debate la homofobia en "La Línea Roja".

Ser homosexual sigue siendo delito en 72 países y en 8 de ellos se castiga con la pena
de muerte, España está a la cabeza de los países que toleran la homosexualidad pero
hay mucha gente que sigue considerando que la homosexualidad es una enfermedad o
incluso un capricho.

Jesús Cintora invitará a cruzar La Línea Roja a Jorge Garrido, un hombre con valores tradicionales que cree que en nuestro país hay “una exaltación del homosexualismo” y a Álvaro Sanjuán, un chico de Burgos que a los 10 años empezó a darse cuenta de que era gay, y que cree que aún hay mucho que luchar por los derechos del colectivo LGTBI.

Jorge Garrido es abogado. Un hombre educado en valores tradicionales y que cree
que una familia debe estar integrada por un hombre, una mujer y sus descendientes.
Reconoce que no tiene amigos gays “a pesar de que ahora parece que es la moda” y
manifiesta que no está de acuerdo con que las parejas homosexuales adopten niños,
“los niños no son ni una mascota ni un juguete que se pueden escoger a capricho”.

Jesús Cintora acompañará a Jorge en un paseo por el conocido barrio de Chueca en
Madrid, en plena fiesta del orgullo gay, hablará con comerciantes, asistirá a la
tradicional carrera de tacones que lleva 20 años celebrándose para revindicar el
orgullo del colectivo LGTBI. Además, convivirá con una familia homosexual compuesta
por dos hombres y dos hijos por gestación subrogada y asistirá a la cabalgata del
WorldPride 2017 que ha tenido lugar en Madrid. Pero ¿cambiará esto su manera de
ver las cosas?

Álvaro Sanjuán, filólogo, reconoce su homosexualidad desde los 10 años, cree que
hay mucho camino por recorrer para defender los derechos del colectivo LGTBI, en
España se ha avanzado mucho, pero para él aún existe mucha gente que ve mal a los
homosexuales en España y considera que es muy duro que te rechacen o te agredan
por tu condición sexual. Reconoce que no es lo mismo ser homosexual en Madrid o
Barcelona que en Cuenca o Burgos. Jesús Cintora acompañara a Álvaro a convivir
con una familia tradicional con siete hijos que viven en un piso de unos 60 metros
cuadrados y que defienden que el mejor modelo familiar sigue siendo el tradicional,
padre, madre e hijos.

También conocerá a padres que no están de acuerdo en que las
escuelas se obligue a educar a los niños en la diversidad de género porque creen que
puede provocar confusión en los niños e incluso fomentar la homosexualidad. Álvaro
Sanjuán también tendrá que enfrentarse al director de un medio de comunicación,
Radio Ya, que considera que en la sociedad existe un auténtico lobby gay que actúa
como una mafia. ¿Qué pensará Álvaro de todas estas experiencias que ha vivido en el
programa? ¿Seguirá creyendo al acabar el programa que en España hay mucho camino
por recorrer para garantizar los derechos del colectivo LGTB?

Tras estas vivencias, que sorprenderán a los dos invitados de la noche, los dos se verán
las caras por primera vez en un debate con La Línea Roja en medio. En este debate
moderado por Jesús Cintora tendrán que reflexionar y compartir sus experiencias el
uno con el otro y concluir si sus posturas han cambiado en algo al conocer en primera
persona la realidad que rechazan. ¿De qué les ha servido cruzar La Línea Roja?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here