La bandera arco iris o bandera LGTB+ cumple 40 años desde su primera exhibición en el desfile del Orgullo de San Francisco en 1978.

La bandera, diseñada por el ya fallecido Gilbert Baker, fue un encargo del activista y político homosexual Harvey Milk ante la necesidad de encontrar un símbolo de unidad con el que el colectivo LGTBIQ+ se sintiera representado. Baker se insipiró en “Over the Rainbow” de Judy Garland para su confección.

La bandera pretende ser un símbolo para gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, pero también para aquellos géneros y sexualidades diversos menos conocidos como la pansexualidad, intersexualidad, movimientos queer, entre otros.

Gilbert Baker con la bandera original de ocho franjas.
Gilbert Baker con la bandera original de ocho franjas.

La versión original de la bandera constaba de ocho franjas, pero debido a la dificultad y costes de producción se suprimieron dos colores: rosa y celeste.

Cada tonalidad tiene un significado: rosa, sexo; rojo, vida; naranja, curación; amarillo, luz del sol; verde, naturaleza; azul, arte; celeste, armonía; y violeta, espíritu humano.

Nuestro primer símbolo

La bandera arco iris o bandera LGTB+ no fue el primer gran símbolo del colectivo. Inicialmente, la triángulo rosa invertido fue el símbolo de la lucha LGTBIQ+ antes de que la bandera arco iris se hegemonizara.

triángulo rosa invertido
Triángulo rosa invertido.

El triángulo rosa invertido era el símbolo con el que identificaban a las personas LGTBIQ+ en el nazismo. Alrededor de 15.000 homosexuales (en su mayoría) fueron asesinados en la Alemania nazi.

Su ecos duraron hasta 24 años después de la guerra, cuyo código penal alemán seguía considerando la homosexualidad un delito. Uno de esos casos fue el de Heinz Dörmer, que fue prisionero 20 años tanto en campos de concentración del Tercer Reich como de la República Federal Alemana.