Unidos Podemos ha presentado esta mañana en el Congreso el primer trámite para la nueva ley sobre la protección jurídica de las personas trans, también conocida como ‘Ley Trans Estatal’.

Tan sólo ha sido el primer paso. Ahora los partidos deberán presentar sus enmiendas y posteriormente se votará su aprobación. También cabe la posibilidad de que el Gobierno del Partido Popular haga una enmienda a la totalidad retrasando aún más el proceso. O en el peor de los casos, vetarla.

Si finalmente obtiene luz verde, esta ley eliminará las evaluaciones psicológicas obligatorias para acceder a los tratamientos hormonales. Es una ley que permitirá la libre autodeterminación de género sin la aprobación de un informe médico. Además, se sacará del ámbito de la enfermedad mental para que las personas trans no tengan que pasar el trámite de dos años (en el mejor de los casos). Se evitará la estigmatizante situación de los exámenes psicológicos y médicos. Tal como la pionera Ley Trans Andaluza se actualizó en 2014 para que esto no sucediera.

Esto conlleva un mejor tránsito, ya no sólo en las escuelas o institutos sino a la hora de poder acceder a la documentación o DNI con el género o sexo sentido que la persona quiera.

El trabajo de los colectivos en la Ley Trans Estatal

El grupo confederal de Unidos Podemos junto con el Área Estatal LGTBI de Podemos coordinado por la sexóloga y activista trans Aitzole Araneta, catalizan así la demanda de los colectivos transexuales (Chrysallis, Plataforma Trans (y las asociaciones que la integran), Arelas, Transire, entre otros), los cuales han sido los impulsores del proyecto.

ley trans estatal
Representantes de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea (Mar Garcia Puig, Sofía Castañón, Irene Montero, Aitzole Araneta…), junto con algunos colectivos como Chrysallis, Transire, entre otros.