Franco censura el Orgullo de La Línea
Fragmento de la imagen de Marta Castellano

La Línea celebra el II Orgullo LGTBI del Campo de Gibraltar este fin de semana, que organiza Orgullo y Diversidad. Sin embargo, la federación no lo podrá celebrar al 100%: el equipo de gobierno que preside Juan Franco censura el Orgullo, cebándose con la exposición fotográfica “Derecho a ser”, sobre la lucha LGTBI hoy.

Por segundo año consecutivo, la Federación Orgullo y Diversidad celebra el Orgullo LGTBI del Campo de Gibraltar. La federación, formada por diversas entidades LGTBI de la comarca gaditana, lleva varios meses preparando una experiencia “en positivo” e “inédita en esta comarca”. Aunque los platos fuertes serán este sábado 7 de julio, los actos tuvieron un prólogo el viernes 29 de junio. El museo Cruz Herrera acogió la inauguración de la exposición “Derecho a ser”, con fotografías de Marta Castellano. Esta representa las vulneraciones y conquistas de derechos humanos que vive el colectivo LGTBI de dentro y fuera.

No podía hacerlo mejor: el gobierno linense, dirigido por Juan Franco, censura el Orgullo cebándose con una de las imágenes. El consistorio carga contra una imagen donde una sacerdotisa bendice un matrimonio homosexual.

Franco censura el Orgullo de La Línea
Imagen censurada de la exposición “Derecho a ser”, obra de la linense Marta Castellano

Ayuntamiento de La Línea: “Podría generar polémica y ofender”

En el estreno faltaba una imagen: la correspondiente al artículo 16 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. El derecho al matrimonio y la formación de familia sin sufrir discriminación estaba representado por una pareja gay bendecida por una mujer vestida de sacerdotisa. A pesar de varias comunicaciones con la responsable del museo, no hubo respuesta hasta el martes 3 de julio. La responsable del museo y la técnica de Igualdad del Ayuntamiento comunicaron de manera informal a Orgullo y Diversidad que el consistorio no consideraba “oportuna” la exposición de dicha fotografía. Según sus palabras, “podría generar polémica y ofender a personas católicas, por representar a una mujer con alzacuellos dando la bendición a una pareja homosexual”.

Leyenda explicativa que debería ubicarse bajo la fotografía censurada

La portavoz y el secretario de Orgullo y Diversidad, Esperanza Mata y Alfonso Torres, remiten escrito al ayuntamiento linense reclamando la rectificación y solicitando la vuelta a la exposición de la imagen. No obstante, Carmen García y Gabriel Cobos, concejales de Igualdad y Transparencia respectivamente, denegaron la petición. Apuntan que “las imágenes debían someterse a estudio previo una a una antes de su exposición” para “no herir ninguna sensibilidad católica”.

Franco: “A mí sí” me molesta la foto

Mata intervino también en el Pleno del Ayuntamiento del pasado jueves 5 de julio pidiendo explicaciones al propio Franco. El alcalde inició su defensa volviendo a ampararse en el respeto a la sensibilidad religiosa -“el que asume la responsabilidad de la retirada de la foto soy yo“- para continuar señalándose como el primer alcalde que iza la bandera LGTBI en La Línea. No obstante, siguió tensando la situación cuando una ciudadana atravesó el salón de plenos para entregarle copia de la imagen; este se limitó a abrir su portátil y taparla.

Mata, como portavoz del colectivo LGTBI, pidió saber qué grupo católico se había puesto en contacto con el alcalde para retirar la imagen, respuesta que evadió, volviendo a incidir en la puesta de la bandera. Franco insistió a la defensiva en su postura aludiendo que tiene “un cuñado homosexual”. Otro miembro de la federación le espetó: “yo soy católico y practicante y a mí esta foto no me molesta”; el alcalde le respondió raudo con un “a mí sí“. A pesar de esta provocación, el público respondió en defensa de “nuestros derechos, nuestra dignidad” hasta el fin del Pleno.

“Ahora más que nunca es necesario reivindicar nuestros derechos”

La Federación Orgullo y Diversidad lamenta el hecho y considera que “vulnera la libertad de expresión” protegida en la Constitución. Además, cuentan con “compañeras católicas organizadas en el colectivo”. Estas reivindican “la compatibilidad y normalización entre ser persona LGTBI y creyente en la fe cristiana”.

“Con este tipo de actos de censura nos están diciendo que ahora más que nunca es necesario reivindicar nuestros derechos porque esos derechos son inamovibles”, reconoce Castellano, la autora censurada en declaraciones a El Salto. Las actividades de hoy no van a pasar por alto que el alcalde Franco censura el Orgullo de La Línea. Al contrario, lucharán desde el Campo de Gibraltar para que los derechos LGTBI se cumplan al cien por cien.

Compartir
Bisexual a jornada completa, juntaletras a tiempo parcial. ¡Quien pueda entender, que entienda!