Los acusados ​​por la seguridad estatal de Egipto de participar en
Los acusados ​​por la seguridad estatal de Egipto de participar en "actos inmorales" esconden sus rostros mientras son escoltados por la policía a un tribunal de seguridad del estado (Foto de Norbert Schiller / Getty Images)

Las autoridades de Egipto están alimentando deliberadamente en la sociedad un “pánico moral” para sentirse legitimados ante la represión hacia las personas LGTBI.

Fuentes en el terreno han dado la alarma en varias ocasiones sobre la llamada ‘Unidad de Investigación de Moralidad Pública‘ de Egipto, que anima activamente a las redadas y arrestros de la comunidad LGTBI.

La situación empeoró en septiembre de este año, cuando varias personas ondearon una bandera arcoíris en un concierto de música. Este hecho fue ridiculizado en la prensa, lo que provocó gran malestar por parte del sector retrógrado del país.

Un informe publicado esta semana por la Egyptian Initiative for Personal Rights traza el horrendo grado de la crisis.

El EIPR ha observado un aumento exponencial en el número de personas arrestadas debido a sus prácticas sexuales privadas y / u orientación sexual.

En lo que ahora se conoce como la campaña de la Unidad de Investigación de Moralidad Pública contra personas LGBTQ y hombres que tienen sexo con hombres o aquellos percibidos como tales“.
Los datos disponibles hasta marzo de 2017 muestran que las detenciones han aumentado drásticamente en los últimos años.
Las estimaciones de EIPR basadas en la monitorización de los medios de comunicación indicaron que 232 personas fueron arrestadas entre finales de 2013 y marzo de 2017.
El informe alega que la policía moral también fue responsable de alimentar rumores sobre las personas LGTBI con el fin de avivar el rechazo público, fabricando “la creación de grandes escándalos sexuales que reciben una atención excepcional de los medios“.

 

“Naturalmente, los medios juegan un papel incendiario y sensacionalista, ya sea incitando a la policía a arrestar personas por su orientación sexual como en el conocido caso en la prensa llamado ‘la boda de los desviados‘, o incluso participando con la policía en arrestos , como la presentadora de televisión Mona al-Iraqi en el ataque a Bab al-Bahr, una casa de baños públicos“.

La presentadora de televisión Mona al-Iraqi (derecha) en el ataque a Bab al-Bahr, una casa de baños públicos. Colgó varias fotos del momento en sus redes sociales.

Muchas víctimas denuncian un trato violento por parte de las autoridades

La víctima, Rabi ‘, dijo: “La policía nos golpeó y nos insultó. No usábamos nada más que toallas, y la corresponsal de noticias, Mona al-Iraqi, estaba allí filmando con mucho orgullo, instruyendo a otros a filmar también y diciéndonos ‘ustedes son desviados sexuales‘.

El informe agrega que muchos acusados ​​describen un trato vejatorio y cruel por parte de la policía, como arrojarles agua, privarlos de comida y agua, privarlos de los derechos de visita u obstruirlas y también permitir que los medios los fotografiaran en contra de su voluntad.

Las apps como método

El informe dice que la policía está usando aplicaciones de citas gay para arrestar a las personas. La aplicación Grindr ha publicado previamente ‘advertencias’ a los usuarios de la región sobre hecho, así como la desactivación de la ubicación.

De las 232 personas detenidas, 129 fueron arrestadas a través de webs de citas y redes sociales (muchas de ellas mujeres transgénero), 39 a través de llamadas familiares a la policía, 19 arrestados por tras registrar su residencia, 10 personas después de ser vigiladas, 6 hombres fueron arrestados por utilizar ropa de mujer (probablemente personas trans pero el informe no lo indica), 3 fueron arrestados en la calle, 6 en hoteles y 10 en campañas y finalmente 3 arrestados sin indicar los medios o condiciones del arresto.

La cobertura de los medios señalan tres patrones principales en esta campaña. El primero y más común es la detención a través de cuentas falsas en sitios web y apps.

El segundo patrón es la deportación, por el Ministerio del Interior de Egipto, de ciudadanos extranjeros que son o son sospechosos de ser homosexuales o trans incluso cuando “los cargos” no se cumplen, y a veces incluso sin que los casos vayan a los tribunales. El tercero es la creación de importantes escándalos sexuales que reciben una atención excepcional de los medios.

La Policía de la Moralidad de Egipto

El informe indica que el comienzo de esta locura por parte de la Policía de Moralidad de Egipto comenzó en 2005.

“La Policía de la Moralidad busca, a través de esta campaña, arrestar a las personas LGBTQ atrayéndolas para tener sexo y luego emboscarlas.

Lo que nos sorprende es cómo este tipo de noticias no aparecen en los telediarios y todo el silencio que se produce alrededor, parece que sólo aparecemos cuando hay un orgullo o un interés comercial de por medio.

FuentePink News
Compartir

Magcedonia es un proyecto periodistico de carácter generalista para una sociedad diversa. Aquí puedes encontrar noticias, entretenimiento, música, cine, información, salseo y mucho más.

¡Compartir el contenido es nuestra mejor forma de crecer!
Gracias por tu visita.