Pose

Pose, la nueva serie de Ryan Murphy para FX (en España se puede ver en HBO), nos traslada al Nueva York de finales de los 80 para ver el florecimiento de la ball culture. En un momento marcado por la discriminación, afroamericanos y latinos, especialmente trans, crearon este tipo de cultura para celebrar quienes eran.

La serie ha comenzado haciendo historia. Se trata de la ficción con más actrices trans de la historia. Entre ellas, destacan MJ Rodríguez, Dominique Jackson e Indya Moore.

En un momento en el que los Orgullos son copados por los cisgays, en Pose descubrimos a los verdaderos artífices de que tengamos derechos. Los trans latinos y afroamericanos que se enfrentaron a la policía en Stonewall. A la vez, disfrutamos con una serie musical que recuerda en sus desfiles a realities de moda como RuPaul.

Además, asistimos a la crisis del SIDA y al auge del universo de lujo Trump. En este caso, a diferencia de The Normal Heart, entre los más desfavorecidos.

En la serie, también destacan las comunidades creadas para estos eventos. Equipos que funcionaban como casas de acogida, dando alojamiento y cariño a personas rechazadas por sus familias.

Las actrices trans de Pose – Entertainment Weekly

Todos los beneficios de la serie irán destinados al colectivo

Ryan Murphy ha declarado que todos los beneficios de la serie irán destinados a asociaciones trans y LGTB+. El creador, conocido por Glee o American Horror Story, cree necesario aportar su granito de arena en la América de Trump.

La idea es que la serie también sirva para educar a la audiencia. Que empaticen con los personajes y eso lleve a una mejor situación para los trans en EEUU. Porque, a pesar de las historias de La Pelopony, la situación en el país no es ideal.

En un momento en el que en España se utilizan a actores cis para papeles trans, como Paco León en La Casa de las Flores, Pose muestra el camino a seguir. Papeles trans para actrices trans.