orgullo con locas en Madrid

Cada año, cada Orgullo, una idea vuelve con fuerza. Aparecen los memes, los artículos en los periódicos, los comentarios en Facebook. Gente que afirma que las locas no les representan. Que están haciendo un flaco favor a la comunidad LGTBI+. Por ellos, nos dicen, no nos respetan como deberían.

Tener un Orgullo con locas, con tangas, con plataformas y purpurinas nos aleja de la normalización. Un Orgullo festivo, en el que las calles se llenan de música, de fiesta, de gente que celebra ser como es.

Se puede –y se debe- criticar la mercantilización y la gestión del Orgullo, cada vez más lejos de su carácter reivindicativo. Pero no se puede –ni se debe- olvidar de lo que estamos hablando. La reivindicación de Stonewall, cuando trans y drags queen, muchas migrantes, se enfrentaron a la Policía en las calles de Nueva York. Una Policía que les perseguía por ser “locas”, por llevar purpurinas, por no estar armariadas sino haberse empoderado y disfrutar en sus espacios.

Unos espacios que no podemos perder en pos de una aceptación que no es más una renuncia.

 La renuncia a ser quienes somos y, también, a quien queremos ser.

Antena 3

Un Orgullo con locas es un Orgullo para todes

Cuando celebramos el Orgullo celebramos la diversidad. No celebramos una única forma de ser homosexual o lesbiana, aceptada por el capital. Celebramos las identidades no binarias, las diversas masculinidades y feminidades, más allá de lo que el heteropatriarcado nos quiere permitir.

La estrategia más clásica del capitalismo está en asimilar la disidencia. Y para hacerlo, también en el Orgullo, se crean nuevas fronteras. Fronteras entre tú, maricón con barba hipermusculado, y aquellos que están mostrando otras formas de identidad e, incluso, de organización social. Entre lo que no supone un peligro para el sistema y lo que trata de transgredirlo.

El Orgullo LGTBI+ es una reivindicación. Es la reivindicación las diversas identidades de género y orientaciones sexuales. Como tal, las diferentes formas de expresión son bienvenidas. Y no solo bienvenidas. Son necesarias, son el sentido de la misma.

¿Hay algún problema en llevar plataformas, tangas y purpurina? ¿En enseñar un cuerpo que se sale de lo normativo? También esa es nuestra lucha.

La transgresión es ser feliz

El Orgullo es también decir/demostrar que se puede ser LGTBI+ y ser feliz. Por eso está bien que sea una fiesta. Que lleguen turistas de todos los rincones del mundo. Que lo que en otra época y aún hoy en otros lugares hace que nos maten, que lo que aquí hace que nos insulten y nos agredan, es también algo de lo que estar orgulloso, algo que queremos celebrar.

Porque no es fácil ser LGTBI+. Hay un proceso desde el momento en el que te das cuenta hasta que lo asimilas. Y tienes que deconstruirte. Tienes que cerrar cada idea preconcebida en la que habías sido educado sobre ti mismo. Hay que reinventarse con lo que realmente somos. Como seamos.

Da igual que seamos maricones, transgénero, intersex o identidades no binarias. Da igual la manera en la que nos vistamos, hablemos o nos relacionemos. Lo que nos guste o hagamos en la cama. Es el momento de celebrarlo. Lo hemos conseguido. Sabemos quiénes somos y estamos orgullosos de ello. Le pese a quien le pese.

ABC

Ni Lorcas ni Caravaggios

Al poco tiempo de salir del armario, mis padres me echaron de casa. En el instituto, un profesor me dijo que no me preocupara, que, con mi cerebro, como a él, lograría que se me respetara. Era adolescente y pensé mucho en las palabras de mi profesor.

Son exactamente lo contrario a lo que pienso del Orgullo. Ya basta de usar a Lorca, a Caravaggio, a Alan Turing, etc… para justificarnos. No hace falta ser inteligentes, tener una habilidad especial ni encontrar un rincón en el que hacernos imprescindibles.

El Orgullo se celebra porque queremos poder ser como somos. Porque reivindicamos ser como somos. Y, casi todos, somos mediocres. Los LGTBI+, como los cisheteros, también tenemos derecho a la mediocridad. A un Orgullo con locas, con mediocres, con suspensorios y con tocados imposibles.

Un Orgullo en el que cada uno tenga su espacio. Aquí no sobra nadie.

Aquí solo sobra el que no lo entienda.

Imagen de Portada: Momondo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here