Si la pregunta de ¿quién ganará Eurovisión 2018? nos la hubieran hecho hace un mes, practicamente cualquier eurofan te habría respondido Israel. La canción de Netta Barzilai no tenía rivales. Sin embargo, tras el batacazo de Francesco Gabbani con Occidentali’s Karma el año pasado, las cosas no estaban tan claras.

Si hay algo que hemos aprendido los que amamos Eurovisión es que es una caja de sorpresas. Gabbani fue sexto, Aran MP3 tercero y el Haba Haba de Stella Mwangi ni siquiera llegó a la final. Tampoco la preciosa Blackbird finesa el año pasado.

Israel, partía de entrada con el hándicap de ser Israel, como analizamos en esta entrada. Además, su directo en las prepartys no disgustó pero tampoco emocionó. Lo contrario pasó con Francia, que comenzó una escalada que la llevó a posicionarse segunda en las casas de apuestas.

La canción, que para muchos peca de obvia y oportunista, era cada vez más celebrada. En la ESPreParty de Madrid no hubo dudas. Fue la canción más celebrada con mucha diferencia.

Antes de comenzar los ensayos, Francia se situaba como la principal favorita para arrebatar el triunfo a Israel. Noticias como que Jean Paul Gaultier sería el encargado de diseñar su puesta en escena, ayudaron a aumentar el hype. En el sondeo que organiza OGAE, el club de fans internacional de Eurovisión, Israel ganaba y Francia quedaba segunda. En el sondeo eurofan de Eurovision Spain el resultado era similar: Israel ganaba y Francia segunda.

Australia, Estonia, Bulgaria o República Checa se mantenían en las apuestas y en los sondeos como las otras posibles ganadoras. Hasta que comenzaron los ensayos.

¿Quién ganará Eurovisión 2018 tras los primeros ensayos?

Desde que comenzaron los ensayos, las casas de apuestas se han vuelto locas. Los países suben y bajan con una facilidad pasmosa. Curiosamente, la mayor parte de los que partían como favoritos han ido cayendo.

Literalmente en el caso de Mikolas Josef, representante checo, que ha tenido que ser hospitalizado tras una caída e incluso se temía que no pudiese participar. Finalmente podrá estar en Lisboa el día 8, pero tendrá que adaptar su puesta en escena y parece que pierde muchas de sus opciones. Aun así, el mejor puesto de Chequia es un último en la final de hace dos años, así que siempre que se clasifique será visto como un triunfo.

Las decepciones

Otra de las grandes perjudicadas por su directo, además de Israel, ha sido Australia. Jessica Mauboy parecía sobreactuada y desubicada con un vestuario muy de otra década. La cantante, que llegó a ser tercera en las apuestas, ahora es décima.

Países Bajos por su parte, también ha bajado de estar entre los diez primeros al puesto 22. La extraña coreografía urbana en una canción de rock country, que no pega nada, ha tenido la culpa. Puede que Waylon tenga que luchar por entrar en la final.

Otra canción que se sale del top 10 es Bélgica. Ya pasó el año pasado con Blanche tras ver su directo, para luego acabar con un meritorio cuarto puesto. La puesta en escena belga no ha gustado nada.

Estonia, Finlandia o Bulgaria, por su parte, ni han encantado ni han decepcionado, habiendo bajado ligeramente por la subida de otros favoritos.

Chipre, Noruega y Moldavia, las grandes sorpresas

Si hay un país que ha brillado en los ensayos, ese ha sido Chipre. Eleni Foureira optó por no hacer ningún tipo de promoción de Fuego. Sin embargo, gracias a una puesta en escena espectacular, ha demostrado que ha ido a Lisboa a ganar. En las apuestas ha pasado de estar fuera de los 25 primeros hasta el puesto octavo. Y subiendo.

Noruega, por su parte, si bien siempre estuvo entre las favoritas, se ha convertido en la segunda. El carisma de Rybak en el escenario, que ya ganó en 2009 con Fairytale, le ha llevado a quitar a Francia su posición como segunda favorita. La canción no está a la altura de Fairytale pero una buena puesta en escena es fundamental.

Por último, no podemos dejar de hablar de Moldavia, la gran ganadora de los ensayos según la Press Poll, realizada con los votos de los periodistas que ven los ensayos. Con un juego de puertas y ventanas, los DoReDos consiguen convertir su canción en algo divertido de ver, en un espectáculo que, probablemente, pase a la final.

Otras posibles sorpresas que han encantado tras su actuación han sido Lituania, Dinamarca y San Marino.

Aun así, y eso es lo fantástico de esta edición, tendremos que esperar a el 12 de mayo para saber quién ganará Eurovisión 2018.