cepedistas
Cepeda, un hombre de los de verdad que tiene miedo a destruir su masculinidad por darse un beso con otro tío.

El matiz que ha ido adquiriendo Operación Triunfo a lo largo de las últimas galas desvirtúa su finalidad. Las cepedistas están alargando la vida de un concursante caduco haciendo peligrar la esencia del programa: la música.

Thalía, Marina, Ricky, Mireia, y por último, Raoul. Todxs han sido eliminadxs por Cepeda tras una actuación mediocre, sin arriesgar y sin ofrecer nada nuevo a lo que podamos justificar su continuidad en el programa. La actuación de Cepeda de anoche no es que fuera la peor de todas, es que directamente fue de juzgado de guardia.

En comparación con sus compañeras, éstas hicieron la mejor de sus actuaciones y se fueron por la puerta grande. Mostrando así las ganas, la ilusión y el respeto que se le debe tener al formato.


Stop Carpetas

Es cierto que OT es un reality show. Ahora bien, esto no es Gran Hermano. No lo olvidemos tampoco, las carpetas siempre han formado parte de los realities, la cuestión es cuando traspasa la ceguera y esté transformando un concurso por completo.

Las carpetas están siendo perjudiciales a la hora de valorar a otros concursantes que sí deberían tener más atención por parte de la audiencia (como Miriam o Nerea). Las carpetas trasladan el foco hacia una realidad inventada (Aiteda) y otras veces hacia una realidad desviada (Almaia). Desviada porque poco se habla de la sobreactuación de Alfred en el escenario y de su actitud con el jurado cuando recibe las nominaciones. También se habla muy poco -excepto ayer gracias Mónica Naranjo-, de los pocos retos vocales y numerales que se le dan a algunos concursantes, por ejemplo a Amaia.

El heteropatriarcado y las cepedistas

Este carpeterismo no se ha dado con la misma fuerza en la otra carpeta surgida del programa: Agoney y Raoul. Lo que ya nos da pie a hacer un análisis desde una perspectiva feminista: nos indica que la heteronorma es la imperante.

Es alarmante que el mensaje de la masculinidad rancia de Cepeda lo estén recogiendo sus fans. Lo mensajes de algunas tuiteras con tono homófobo es cuanto menos preocupante, y no son casos aislados. Después de todo lo que está haciendo OT para acabar con la diversofobia…

Es preocupante la campaña de desprestigio en redes que las cepedistas hicieron a Miriam tras haber criticado a Luis. Quizás jode que una tía empoderada le plante cara a un machirulo. Poco a poco Miriam se está quitando ese estigma, ayudándose con la increíble versión de Whitney Houston, con el compañerismo demostrado en la academia, o con su lenguaje inclusivo marico-festivo. Aunque creo que vocalmente aún nos puede sorprender.

La deriva que está adquiriendo el programa tras unas injustas expulsiones debe de preocupar a los amantes de la música. El fandom de Cepeda es fuerte (recordemos que parte de él procede de La Voz 3), pero esta vez está nominado con Roi, que ha sido favorito la última semana y ha estado entre los tres más votados en la última gala.

Si esto no se frena, Cepeda, las cepedistas, y su toxicidad patriarcal propia de Gran Hermano pueden terminar con la esencia del formato.

Compartir

Cantante y compositor | Periodista, director de Magcedonia.com y colaborador en MTV España 📺 | Amante de la música, youtube y la ciencia ficción | Booking: me@alanneil.tv

En resumen: cantante, periodista y maricón, en el orden que quieras.