La presidenta de la Federación de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), Uge Sangil, alerta de cómo la extrema derecha está haciendo que se reeplanteen derechos fundamentales y denuncia que Partido Popular y Ciudadanos condicionen su política a través de los derechos LGTBIQ+.

Según un comunicado de la FELGTB, denuncia la situación política actual en la que los derechos humanos se han convertido en moneda de cambio para conseguir poder político y exigen a los partidos conservadores respeto y responsabilidad para con la ciudadanía. Así se manifiesta la Federación ante las distintas declaraciones emitidas por los partidos políticos conservadores durante la última semana.

Estos partidos están entrando en el juego de la ultraderecha a cambio de conseguir espacios en los órganos de poder y tratan de confundir a la población con mensajes y comportamientos contradictorios. Están permitiendo que un partido ultraconservador minoritario condicione la política local y autonómica hasta el punto de que se están volviendo a poner en duda derechos fundamentales ya superados y recogidos por legislaciones autonómicas”, asegura Uge Sangil, presidenta de FELGTB.

Así, alerta que “el mero hecho de que se abra la puerta a replantear o revisar legislaciones aprobadas para garantizar los derechos de las minorías ya implica dar pasos atrás. Ya están atentando contra la dignidad de las personas LGTBI, de las mujeres, de las personas migrantes y cualquier formación política que haya contribuido a empoderar a este partido minoritario es cómplice de este retroceso”.

Además, Sangil recuerda que este 2019, el lema de la segunda pancarta de la manifestación convocada con motivo del Orgullo LGTBI el próximo 6 de julio a las 18.30 en Atocha grita “Ni un paso atrás”. Así, ha animado a la ciudadanía y al resto de movimiento sociales a sumarse con más fuerza este año y a evidenciar que no se va a permitir ningún tipo de retroceso en materia de derechos y libertades.

Necesidad urgente de una Ley Estatal

Por otra parte, la presidenta de la FELGTB, Uge Sangil, asegura que la poca responsabilidad que están reflejando los gobiernos conservadores de varias autonomías hace aún más imprescindible la aprobación de una ley estatal que blinde los derechos de las personas LGTBI en general y de las personas trans en particular, por ser las más vulnerables del colectivo.

Solo el pasado año registramos más de 600 agresiones cometidas contra el colectivo. Las personas LGTBI siguen sufriendo cada día discriminaciones laborales, sanitarias, sociales y legislativas y nuestros menores y la LGTBIfobia sigue siendo el primer motivo de acoso escolar.  Estamos lejos aún de haber alcanzado la igualdad real, por lo que exigimos al nuevo ejecutivo estatal que priorice la aprobación de esta Ley de Igualdad LGTBI que garantice los derechos del colectivo independientemente del territorio en el que viva”, concluye Sangil. 

Asimismo, la FELGTB no asitió el pasado día 28 de junio al acto de bajada de la bandera arcoíris en el Ayuntamiento de Madrid con motivo de la conmemoración del Orgullo Estatal LGTBI.  “La bandera arcoíris es un símbolo de reivindicación, de libertad y de igualdad. La Federación siempre estará a favor de la libertad de cada uno para ondearla, pero cuando lo hace una institución pública, este gesto debe de ir acompañado de otra serie de medidas y compromisos coherentes con lo que la bandera simboliza”, asegura la presidenta.

Compartir
Magcedonia es un proyecto periodistico de carácter generalista para una sociedad diversa. Aquí puedes encontrar noticias, entretenimiento, música, cine, información, salseo y mucho más. ¡Compartir el contenido es nuestra mejor forma de crecer! Gracias por tu visita.