Eurovisión ruth lorenzo
Ruth Lorenzo, la maestra de ceremonias (Foto: eurovision-spain.com)

El pasado sábado tuvo lugar la primera preparty de Eurovisión en España. Concretamente en la Sala Riviera de Madrid y organizada por Eurovision Spain.

Las Europartys son fiestas previas con candidatos del festival que muchos países realizan, y suponen una forma tanto de promoción como para que los artistas se preparen para Eurovisión. Ámsterdan, Londres o Tel Aviv son lugares habituales donde se realizan estos eventos, pero la española ha sido la más multitudinaria de todas las celebradas en el continente, con alrededor de 1700 entradas vendidas.

La preparty más grande del mundo, decían algunos, y no les faltaba razón. La respuesta fue inimagible a pesar de que la semana santa amenazara la asistencia de muchos y muchas. Un arduo trabajo por parte de Eurovisión Spain que se ha visto recompensado tras años de trabajo por y para los eurofans.

Supieron trasladar el festival gracias a la realización. Los vídeos introductorios cargaban de nostalgia al ‘espectador’. Imágenes de la historia antigua y moderna que daban significado al posterior representante, una transición de actuaciones que dotaban de prestigio al concurso y de un orgullo inmenso a los asistentes.

Barei abrió una noche mágica con Say Yay y su último single IDNTBY, gracias a ella comenzaron a cambiar muchas cosas y eso es algo que los eurofans estaremos enormemente agradecidos. Ruth Lorenzo fue la gran maestra de ceremonias y sin duda no faltaron gritos de ‘Rutt a Eurovisión’.

Se sucedían las actuaciones después de cada vídeo. A destacar: el petardeo desafinado del serbio, la sosez de la belga Blanche (parecía que el público la animaba más a ella que al reves), las dignas actuaciones de dos favoritos con Alma y Robin representando a Francia y Suecia respectivamente; y la gran actuación de la noche que sin duda fue Lindita y su canción ‘World’ representando a Albania.

Uno de los temores por parte de la organización eran los abucheos a Manel Navarro tras el sonado tongazo. Tampoco era plato de buen gusto incluso para muchos que no consideramos este proceso limpio. Silencio necesario para el propio cantante, ya que muchas de las críticas le enfocan injustamente a él. Hábilmente la organización introdujo a Manel de forma escalonada con diversos acústicos con el representante de bulgaria Kristian Kostov (Shape of You) y de suecia Robin (Free Falling), para acabar cerrando con ‘Do It For Your Lover’.

No se produjo esa reconciliación. Pero sí un cierto respeto y silencio, a sabiendas que su candidatura es irrevocable y con la vista ya puesta en 2018, esperando que los cambios en la delegación tengan su efecto inmediato.

Fue una noche mágica. Algo que todos estábamos esperando. Y que continuó con una fiesta que recordará toda la familia eurovisiva. Gracias por traer un pedacito grande de Eurovisión a Madrid.

Compartir
Cantante y compositor | Periodista, director de Magcedonia.com y colaborador en MTV España 📺 | Amante de la música, youtube y la ciencia ficción | Booking: me@alanneil.tv En resumen: cantante, periodista y maricón, en el orden que quieras.